lunes, 11 de junio de 2012

IV Wine Run

10 de junio
Al final participé en esta carrera, era algo que no estaba seguro, la idea iba y venía y estaba condicionada tanto por el aspecto económico como por el de garantizar una buena carrera en la Haría Extreme, sumado que la edición del año pasado fue mi primera media maratón, pues nada, me la tomaría con calma y decidí participar.

El problema es que la decisión de participar fue el jueves y ya tenía planes para el sábado, lógicamente al no ir a la carrera seguí con mi vida social y me encontraba con un "pequeño" problema, el plan del sábado incluía una salida nocturna, algo que sólo celebro 3-4 veces como mucho al año, ya que desde que hay peque en casa el tema de las salidas nocturnas es más un recuerdo que otra cosa.

El viernes trato de disuadir al personal con mi presencia, "es que tengo una carrera", "nos volvemos pronto", "es que tengo que levantarme a las 6", "más pronto volvemos", "voy a hacer la carrera muy cansado", "¿no nos has contado que ibas a ir lento?........"...........en fin un callejón sin salida, también yo quería salir por lo que entono el mea culpa.

El sábado voy a buscar el dorsal, me toca el 511, me gusta el número, cojo el ticket del bus para las 0740 y vuelvo a casa rápido ya que tenía que preparar las cosas y prepararme para salir......

La bolsa de corredor es más completa que el año pasado: chip, por fin camiseta técnica (siempre eran de algodón), varios geles, bebida isotónica y de recuperación y además barritas de la marca GO, bote 0.5L para los preparar isotónicos, tickets para vino (valor 5€) y un vale para comida, además de la guía del recorrido, normas,.....una bolsa de corredor completa, como debe ser.

Incluye un sistema llamado Socify.it.app que anunciará en tu muro del facebook tu llegada, tiempo y puesto, muy curioso.

Es extraño preparar las cosas para una carrera, dorsal, zapas, chip, pantorrilleras, gorra, .... mientras ya estoy vestido para salir de fiesta, estoy loco, pienso.

La fiesta bien, hay varias fotos del evento que obviamente no saldrán aquí, para amenizar la noche, como persona que no bebe alcohol tuve que recurrir a una bebida que ya no tomo, pero que hace tiempo era de consumo diario, Red-Bull. Un par de ellos para vencer al sueño y poder seguir en pie mientras la "música" sonaba, al final, la última vez que miré el reloj ya en la cama eran las 4:15, pronto.....ja; a las 06:00 sonaría el despertador y vaya si sonó.

Levantarse fue duro, pero bueno, es lo que había, lección aprendida: no salir de fiesta antes de una carrera, tomo mi desayuno habitual para las carreras: leche con cola-cao y tostadas con aceite de oliva, qué rico, energía para después.

Me visto, preparo el isostar, 0.5L serán suficientes, hay avituallamientos cada 2km por lo que el agua no faltará y salgo hacia Mancha Blanca.

Mientras voy observo que el día está nublado, hace frío y sobretodo hace viento, mucho, mucho viento, mal día para correr.

Si hay una cosa segura, es que Mr. Kenneth Gasque, promotor deportivo del Club La Santa, organiza las carreras como pocos, y aunque sus eventos no son baratos, al menos a nivel organización sabes que todo va a ir sobre ruedas, y así nada más llegar a Mancha Blanca, ya hay 7 autobuses listos para llevarnos a la salida. 

Subidos en el bus, a la espera de la salida

La caravana de autobuses parte hacia las Bodegas Rubicón-La Geria, la carretera para nosotros solos, aprovecho y me pego una mini-siesta, porque tengo sueño, mucho sueño.

Al llegar, una manada de corredores salen en busca de los baños, éste es el único punto negativo de la organización, sabiendo que vendrían 400 personas y que 500 irían al baño, se echó en falta más baños, ya que sólo teníamos los de las Bodegas Rubicón que se acordarán de nosotros durante mucho tiempo. La visita obligada al baño no pudo faltar, es algo que ya forma parte de la historia de casi todas mis carreras.

Vamos a tomar la salida


El tiempo va lento hasta las 09:00 todos tenemos ganas de empezar para entrar en calor, porque hace un frío que parece mentira que estemos en junio, ahhhh el viento, en esos momentos está soplando muy fuerte, según pude ver más tarde, soplaba a 43km/h con rachas de 53km/h. Y no paró, incluso aumentó a lo largo de la jornada, insufrible.


video


En el vídeo se puede observar el viento que hacía en el momento de la salida, yo me puse en la zona final, ya que tenía pensado grabar la salida y sobre todo, porque a los 200 metros de la salida el camino se estrechaba mucho y no tenía ganas de coger nervios chocando con la gente, lo más gracioso es que una vez acabado el vídeo, guardo la cámara y una ráfaga de viento me quita la gorra, llevándosela hasta el fondo de una parra, me dispongo a bajar por todo el picón a recoger la corra y cuando subo, me veo a Protección Civil, Policía Local, ambulancia,........mirándome por si me había pasado algo, llevaba sólo 100 metros de carrera.............soy el último, noto la presión de los que vienen detrás, acelero un poco y pillo al resto del grupo, donde aprovecho, miro hacia atrás y me paro para otra foto.

Una foto de la salida (no permite mostrarla en blogger)

Soy el último


Como se puede ver en la foto, el terreno es de picón, nada agradable para correr, deja los tobillos hechos polvo, si le sumamos el correr contra el viento, tenemos los ingredientes perfectos para sufrir.

Si no fuera porque el paisaje por el que discurre el camino es realmente una pasada, esta carrera no tendría aliciente, vuelvo a pasar por los caminos que hice en la Lavatrail, sólo que en sentido contrario, muchos recuerdos vienen a mi mente, además discurro por casi los mismos caminos que el año pasado hice en mi primera media maratón, ésta misma, en su III Edición.

La carrera discurre lenta, voy rodando cómodo a 5'30/km, me gusta este ritmo, como no tengo intención de hacer marca ni nada, pues esta será mi velocidad de crucero, además, con este viento en contra, es todo un suplicio ir más rápido. Noto el cansancio de la noche en los primeros 2kms, pero en cuanto entro en calor, la cosa se calma y noto las piernas mejor, por suerte no tengo sueño, la mini-siesta del autobús ha hecho su efecto sanador.

Otra foto, estoy en el km 3 y María me llama para ver por dónde voy, correr y hablar por el móvil (lo llevo en la mano derecha).......

A partir del km 3 hay una pequeña bajada, la aprovecho y ruedo por debajo de 5'/km adelantando a mucha gente, aún así el camino no permite ir más rápido, hoy calzo mis Asics Nimbus 13, no son las zapas apropiadas para este terreno, pero como hay mezcla de asfalto y caminos, no lo dudé, mis Trabuco 13 no responden bien bajo el duro asfalto.

De todas formas noté que en cuanto pisaba asfalto me lanzaba, lo dicho, las Nimbus son para asfalto y cuando lo pisoteaba aumentaba mi velocidad.

Tener tantos avituallamientos hace que realmente pienses si son necesarios o no, yo opté por hidratarme cada 2 avituallamientos, como no hacía calor, tampoco estaba sudando apenas y llevaba el Isostar, que cada 25 minutos tomaba mi dosis, pues eso, aún así llegaba al avituallamiento y sólo tomaba un par de tragos de agua, la verdad, sed no he pasado en esta carrera, la hidratación ha sido completa.

Una gozada correr por estos parajes

Al fondo, Volcán del Cuervo, lo visité hace tiempo para mis búsquedas de geocaching

Ya en velocidad de crucero, continuamos, pero observo a partir del km 9 que mis lecturas del GPS no coinciden con las marcas de kms que indican la organización, nos están regalando por ahora 400 metros.....

Se suponía que en el km 11 estaría el punto donde coincidiría con los de senderismo, allí estaría María y Carolina, compañeras de trabajo que hacían esa modalidad, pero llega el km 11 y no hay signos de estar cerca de ese punto, km 12 y nothing, es cerca del km 13 cuando escucho la voz de megafonía y ahí están todos los senderistas, casi 1000 aplaudiendo y animándonos, un pequeño subidón.

Al pasar junto a María

A partir de aquí se supone que hay más bajadas que subidas, porque según el perfil de la carrera sería así, yo la verdad que lo único que notaba era la lucha constante contra el viento, nunca había hecho tantos kilómetros contra el viento tan seguidos, y con viento tan fuerte, que era hasta molesto, levantando tierra y polvo cada poco.

Aún así mantengo mi velocidad de crucero más cerca de los 5'/km que de los 5'30/km en todo este tramo, sigo rodando a gusto, tomo mi dosis de isotónico cuando toca, no paro a hacer fotos, en los avituallamientos paro lo justo, salvando las molestias de Eolo, estoy disfrutando.

Llegamos al km 15 y sigo viendo que nos están regalando metros, seguimos ya por casi 500 metros de más, y eso me deja un poco despistado, lo comento con otros corredores y tienen las mismas lecturas que yo, ok, no es mi Garmin, ya pensé que tenía que jubilarlo para pillarme el Suunto de Manuel, aún le queda mucha cuerda a mi pequeño.

Una vez que paso el km 15 ya la cosa cambia, ya siento que estamos cerca, aún queda una subida realmente chunga, pero después de eso, se acabó, todo bajada o casi bajada hasta el final.

Al llegar a la subida, la subo con calma, no quiero forzar la máquina, hoy no toca, voy bien, me noto cansado, pero teniendo en cuenta las circunstancias iniciales, me siento mejor de lo previsto.

Llegamos a lo alto y me lanzo, con cuidado de no pisar malamente en el picón y fastidiarme un tobillo y entonces adiós a la Haría Extreme.


Uno de los avituallamientos, este del km 18, echo en falta la comida del año pasado, las papitas y su mojo

El año pasado los avituallamientos fueron más "artesanales", es decir, ninguno era igual, encontrabas, fruta, agua, vino, papas con mojo, comida,...........este año, mucho gel, demasiado creo yo, no veo normal que te ofrezcan gel cada 2km, y nada de fruta, es verdad que es una media maratón, pero algo de fruta sí habría tomado, el vino por supuesto que no faltó :-)) pero no lo caté hasta el final.

Los últimos 3 kms se me hicieron largos, a mí y a todos, los comentarios que hacíamos en esa parte eran todos los mismos, se hacían largos, era bajada, pero por alguna razón ya se hacía largo, además, la organización nos regaló una distancia extra, de programar 21km salieron 22.76.......ver el cartel de km 21 cuando todavía no estamos en la meta es un extra que no a todo el mundo sentó bien porque muchos tenían como referencia la marca del año pasado y claro, eso lo cambia todo.

El punto de la media maratón lo hice en 2h justas, teniendo en cuenta mi intención ese era el tiempo acorde para hoy.

La llegada la hice como debe ser, adelantando y rodando entre 4'/km a 4'30/km, genial.

video
Un poco movido por ir a 4' y pico

Foto de la llegada a meta (no permite mostrarla en blogger)

Han sido 22.78km en 2h 10min, el tiempo de la media maratón fue de 2h justas.

El año pasado fueron 21.1km y tardé 2h 25min, pero este año al cambiar el recorrido ha hecho que la gente tarde más, el año pasado el primero llegó en 1h15, este año en 1h25, de ahí que muchos se quejaron del regalo extra.

Cuando llegué, me zampé 3 naranjas que estaban de lujo y busqué la zona de masajes, estuve esperando unos 20min pero valió la pena, ya que me dejaron como nuevo. Una vez acabado el masaje me dirijo a buscar el vino y la comida. Al poco me reúno con María y Carolina y seguimos compartiendo vinos, comida y café, luego a volver a casa, porque estaba realmente cansado, una ducha bien merecida y una siesta de 3 horas que me dejó como nuevo.

En mi opinión la elección del nuevo recorrido vino por la mala experiencia del año pasado, que al participar tanta gente, se quedó todo colapsado en La Geria, sumado al calor, le trajo muchas críticas, este año han corregido ese detalle, favoreciendo a los participantes y acompañantes una zona de ocio y descanso mejor, además de activar la economía local en forma de pequeños puestos de comida, vino, recuerdos,........pero no todo iba a ser perfecto, el recorrido en este sentido es más duro de cara al corredor, y sobre todo, vamos en sentido noreste y noroeste, es decir, de cara al viento casi todo el rato, de hecho, en casi 23km no tengo apenas recuerdos de haber tenido el viento a favor salvo un par de veces, pongamos como mucho 2km, el viento estaba soplando del norte, vamos que salvo en Masdache que el sentido era sur, va a ser que no.

Mientras corría uno de mis pensamientos era que esta locura podría tener una lectura positiva, si tengo en mente hacer la Transgrancanaria el año que viene, en su modalidad 96km, la salida es a las 12 de la noche, casi igual que yo ayer al salir de fiesta.........viendo el resultado, casi diría que me sirve de entrenamiento y todo para ver cómo reacciona el cuerpo corriendo después de estar toda la noche despierto y de parranda :-)))


 Se puede apreciar el sentido noreste-noroeste del recorrido, casi orientado contra el viento del norte al 100%



3 comentarios:

  1. Qué buena crónica Antonio, me he entretenido leyéndola y entrando en todos los links de fotos. Te lo has currado. Tiene pinta de ser una carrera preciosa. Lo de salir la noche antes no tiene perdón, aunque con todas las carreras en las que participas lo raro sería que si sales 3-4 veces al año no te coincida con ninguna. ¿no has probado a salir de marcha con la sillita del peque? A mí me parece una aberración, pero en un sitio turístico como Lanzarote se ve mucho entre los guiris.

    En resumen, buena crónica y mejor estrategia para que no te deje molido para la Haría Extreme. Por allí va mucha gente de Gran Canaria, entre ellos mi hermano.

    Si haces la Trans de 96K coincidirás con Manuel. Qué valientes. Este año vuelve a su recorrido original saliendo del norte de la isla y subiendo de noche a Tamadaba, tiene que ser precioso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. - La carrera está muy bien organizada, por eso tiene tanta afluencia, y este año ha flojeado por el tema de la crisis, 30 euracos echan para atrás en estos tiempos y con tantas carreras, yo porque me los "encontré" a última hora, que si no......
      - El recorrido es fantástico porque esta isla carece de muchas cosas, pero no de paisajes increíbles, aunque su belleza sea la aridez extrema.
      - El peque tiene 4 tacos y ya mismo será él el que salga y yo me quedaré en casa, es que uno se hace mayor y el tema de salir de noche se lo dejo a la juventud :-))
      - Me alegro que te guste la crónica, trato de hacerlo lo mejor que puedo, soy novato en esto de los blogs, yo sí que disfruto con las tuyas y tus confesiones prohibidas ;-)
      - Antes de la trans tengo que hacerme una prueba de esfuerzo, para saber que realmente no estoy cometiendo una locura, ya lo estoy gestionando, 96km no son moco de pavo. Me da pena correr de noche, no tendré tiempo para parar a hacer fotos ni disfrutar de los paisajes.
      - Ayer tuve que ir con mucha psicología, no arriesgar, podría haberla hecho en menos tiempo, pero lo habría pagado en Haría y me interesa más esa.
      Gracias por comentar

      Eliminar
  2. Esta carrera la tengo atravesada, siempre quiero ir pero no me cuadra por alguna razón. Después de leer tu crónica aún tengo más ganas de quitarme la espinita.

    Lo de salir por la noche antes de una carrera es de cafres :) Volver pronto nunca es una opción cuando uno sale de casa con ganas de farra.

    Como te comenta Gonzalo este año la Trans cambia recorrido. Creo que nuestra carrera se quedará en ochenta y pico kilómetros.

    ResponderEliminar